North y Halfpenny guían a los dragones en Dublín

Irlanda no logró vengarse la dolorosa derrota sufrida ante Gales en los cuartos de final del Mundial de Rugby  de 2011 y volvió a morder el polvo, en el último minuto, ante “los dragones” en Dublín, que se posicionan como el equipo a batir en el torneo del VI Naciones con permiso de Francia.

En un partido espectacular, una Gales diezmada por las lesiones confirmó las buenas sensaciones ofrecidas por sus jugadores más jóvenes en la cita mundialista y demostró que tiene enorme calidad en el banquillo para derrotar a una Irlanda que notó la ausencia de su gran capitán, Brian O’Driscoll. Un golpe de castigo transformado por Leigh Halfpenny ya dentro de los últimos 60 segundos de juego puso al XV del Dragón por delante en el marcador (21-23) y le dio la merecida victoria en la primera jornada del torneo.

Seis minutos antes, George North devolvía la esperanza a los galeses con un ensayo que les situaba a solo un punto de XV del Trébol (21-20), después de pasar diez minutos con un hombre menos por la expulsión de Bradley Davies y aguantar estoicamente. No lo desaprovechó Irlanda con un gran ensayo de T.Bowe (21-15), ganado la superioridad en el ala tras un ataque propiciado por un oportuno robo del oval de Donnacha Ryan al saque de banda de galés. Era, quizá, más de lo que merecían los hombres dirigidos por Declan Kidney, que milagrosamente acabaron la primera parte por delante en el marcador tras unos primeros 40 minutos de dominio total galés (10-5).

Irlanda se impone a Gales en la touche.

Sin ferocidad ni agresividad ante los ataques de los visitantes, imaginativos en sus variantes, Irlanda sobrevivió gracias a los golpes de su apertura, Johnny Sexton, y un ensayo convertido por Rory Best en el minuto 38. Contrarrestaba así un ensayo anterior de Jonnathan Davies, quien posaba el almendro tras una precisa descarga de Rhys Priestland, muy desacertado, eso sí, en sus pateos a palos (3-5).

Repitió ensayo Jonathan Davies a los 55 minutos (13-15) y con nuevo pateador, Halfpenny, volvían los galeses a tomar ventaja. Ni la expulsión de Bradley Davies ni la reacción irlandesa minaron la confianza de los visitantes, que siguieron jugando con manos rápidas y profundidad, como demostraron con el último ensayo de North, fruto de otra descarga plena de imaginación de Ian Evans.

Anuncios

Acerca de Albert Mir

Uno más en el mundo, estudiante de Periodismo y trabajador, con inquietudes, como todos. Apasionado de la equitación, el fútbol y el rugby, siempre que puedo estoy viajando o leyendo un buen libro.
Esta entrada fue publicada en Rugby y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s